Image default
Destacados Entrevistas NOTICIAS

Entrevista a Leo Sbaraglia

Leonardo Máximo Sbaraglia es un reconocido actor argentino, con una larga trayectoria en cine y televisión.

La pandemia lo agarró a Argentina, trabajando, con varias propuestas de trabajo que quedaron en pausa. Durante la cuarentena abrió un canal de Youtube y empezó a leerle a sus seguidores.

Recibió nuestro cuestionario y nos resolvió algunas de nuestras inquietudes.


Por un lado, supongo que estamos todos intentando expresarnos de alguna manera, yo me abrí un canal de Youtube. Estoy leyendo casi todas las noches, ya leí un libro entero de César Aira con la gente. Y es una experiencia hermosa que la gente agradece, no te podés imaginar cuánto, los mensajes de afecto que llegan, y el regocijo que eso produce.

El escenario cultural es complicado, muy complicado, porque no tenemos perspectivas de volver a trabajar, te diría que hasta dentro de muchísimos meses. 

Yo iba a estar haciendo teatro, de gira por todo el país, eso obviamente se suspendió. Iba a empezar a filmar la segunda temporada de una serie que había estado haciendo el año pasado y esto también se ha suspendido, en principio, hasta octubre. O sea que hasta octubre, con mucha suerte, no volveré a trabajar y es muy preocupante. 

En el caso de la gran masa de gente, de actores, de actrices, de gente que trabaja detrás de escena, tanto en cine como en teatro, son siempre situaciones todavía más complejas. Es muy delicado porque la gran mayoría de la gente vive al día y si no trabaja no cobra.

Creo que el Estado está haciendo lo que tiene que hacer, como puede, frente a un asunto sobre el cual no hay ninguna experiencia y en relación a un virus sobre el que no se conoce su comportamiento. 

Yo creo que en principio las medidas han sido buenas, las de proteger a los ciudadanos, pero hay un montón de complejidades que todavía no se pueden atender y, obviamente, primero hay que ocuparse de los sectores más vulnerables.

Es muy difícil opinar y decir: “el Estado debería hacer esto”, no quisiera estar en los zapatos de la gente que tiene que tomar decisiones en este momento, es muy difícil.

Eso no quiere decir que uno no haga visible los propios problemas de la cultura, los problemas que vivimos. Por ejemplo, la Obra Social de Actores (O.S.A.) está en este momento con una deuda altísima y con peligro de que se cierre, se necesitan donaciones concretas. Es una obra social importantísima, que ha atendido y cuidado la salud con una contención increíble históricamente, y podemos llegar a perderla.

Por otro lado está SAGAI, que recauda y distribuye los derechos intelectuales de actores y bailarines por la difusión de sus interpretaciones. Todavía no ha logrado con Netflix y con las plataformas un reconocimiento y, desgraciadamente, ningún artista está recibiendo ninguna retribución por eso.

SAGAI está apelando a las autoridades de los canales de televisión para que pasen más ficción nacional, o sea, películas o series ya emitidas porque también es una manera de protegernos ¿no?. Y bueno, de esa manera, la gente que tiene la posibilidad y el poder debería ocuparse de protegernos también.

Ya para terminar, te decía que estoy leyendo, estoy convocado para una infinidad de proyectos para poner la voz. Con la revista Anfibia estamos haciendo una serie de podcasts actuados. Me parece que ahí empiezan a aparecer algunas posibilidades de negociación de nuestra actividad.

¿Dónde podemos estar? Bueno, en principio seguramente, a través de las radios, a través de nuestras propias redes sociales haciendo nuestras cosas, en Instagram o en Youtube. También estoy haciendo videos hechos por mi, siempre me gustó mucho hacerlos, estoy tratando de pasar esto de la manera más creativa y más equilibrada posible.

Entre lo que es la propia situación personal, sea cual fuere, cada uno tiene sus dimes y diretes. Pero, en términos generales, yo siento que estoy bien, aprovechando también el espacio para hacer muchas cosas que no podía hacer hace muchos años, que es estar en mi casa y darle un lugar y una entidad en ese sentido de mucho más contacto, y el resto se verá cómo sigue. 

Esto es con lo que nos tenemos que enfrentar y nos estamos enfrentando.

Por Luciana Cassina

Relacionados con este articulo

El Museo de Bellas Artes de Salta celebra sus 90 años

admin

La Sinfónica interpreta a Mozart y Dvórak

admin

CONCIERTOS DIDÁCTICOS

Encultura web